(0034) 922 314 640 /42/44 | info@impulsorecords.com

BURT LANCASTER

Disponibilidad: En stock

Código: PACK04157
19,95 €

FORMATOS DE PANTALLA: 4X3 1:33 y 4X3 1:85. COLOR  y BLANCO Y NEGROIDIOMAS: CASTELLANO E INGLÉS (CON SUBTÍTULOS EN CASTELLANO). PARA ÁMBITO DOMÉSTICO. CERTIFICACIÓNES DE CALIFICACIÓN Nº 107.891, 113.917, 113.916, 114.601, 112.956. NO RECOMENDADA A MENORES DE 13 AÑOS y APTA PARA TODOS LOS PÚBLICOS. DURACIÓN TOTAL: 472 MINUTOS APROX.

DVD 1SU MAJESTAD DE LOS MARES DEL SUR. Por ello los hombres robarían y las naciones irían a la guerra. Es el petróleo - ¡ y crece en los árboles! El aceite de coco es la sangre esencial para la vida de los  comerciantes de los mares del sur en la década de 1870. Y para conseguirlo se derramará mucha sangre humana. El esplendor de la pantalla Burt Lancaster, es su majestad O’Keefe en esta última de tres aventuras que (junto con El halcón y la flecha y El temible burlón) soplaron un viento revitalizador en las velas del gémero de capa y espada. Acción, astucia y hazañas son los lemas del marinero David O’Keefe mientras se hace amigo, defiende y por último gobierna a los isleños de las exóticas islas Yap. Rodada en magníficas localizaciones de las islas Fiyi, grandiosamente grabada por Robert Farnon y dirigida con vehemencia por Byron Haskin, su majestad O’Keefe reparte heroicidades de proporciones regias.

DVD 2. JIM THORPE. Jim Torpe, un indio de Oklahoma, jugó al béisbol profesional; convirtió el fútbol americano, casi sin ayuda, en un deporte de masas; y además ganó varias medallas de oro olímpicas. Y sin embargo, no sabía nada de deportes cuando, de joven, se matriculó en la Escuela Carlisle para indios. A elegir al “atleta más grande del siglo xx”, a los periodistas deportivos estadounidenses sólo les quedaba una elección: Jim Torpe. Bajo la dirección de Michael Curtiz, Burt Lancaster aporta dignidad, determinación y la poderosa presencia física que lo caracterizó a esta emocionante película repleta de vibrantes escenas deportivas. Y también aporta fuerza dramática a la hora de plasmar en la pantalla el mayor triunfo de Torpe: su retomo al éxito después de un amargo período de oscuridad.

DVD 3. HURACÁN DE EMOCIONES. En los primeros días de la II Guerra Mundial, el bravucón sargento de marines James O’Hearn pasa de la China a una isla bordeada de palmeras, de la barra del bar al calabozo, de los amores con una hermosa muchacha a la rivalidad con un compañero de armas, y de las escenas de acción y combate a los terrenos de la comedia en la dinámica cinta Huracán de emociones. Y en la piel de O’Hearn se mete todo un símbolo del cine como Burt Lancaster, que exhibe su multimillonaria sonrisa, muestra su vena heroica en todo su esplendor y brinda al espectador ese tipo de cinta de aventuras con justas dosis de comicidad que, como El halcón y la flecha y El temible burlón.

DVD 4. ACCIÓN EJECUTIVA. Poderosos, influyentes y ricos, mantienen relaciones con las altas finanzas, con el Gobierno y con una extensa red de espías, y ahora planean el asesinato del presidente John F. Kennedy. ¿Pudo haberse tramado una conspiración semejante?. Rodada casi dos décadas antes de la demoledora JFK, de Oliver Stone, este thriller igual de provocador utiliza material de archivo extraído de los noticiarios que reflejan los tumultuosos sucesos de 1963, sin desviarse jamás de la realidad histórica. Esta película presenta una atrevida trama para alterar el rumbo de la política de Estados Unidos dando muerte al hombre que rige los destinos de la nación. Burt Lancaster y Robert Ryan, escépticos en un principio con respecto a la teoría conspiratoria, quedaron convencidos por el peso de los datos. Dirigida por David Miller y escrita por Dalton Trumbo, Acción ejecutiva constituye un experiencia fascinante.

DVD 5. SIETE DÍAS DE MAYO. Película clásica de suspense dirigida por John Frankenheimer (El candidato de Manchuria) y escrita para la pantalla por Rod Serling (En los límites de la realidad), Siete días de mayo constituye una magnífica exploración de tan inquietante posibilidad. Quienes se enfrentan son un conocido general que dirige la Junta de Jefes de Estado Mayor (Burt Lancaster) y un presidente (Fredric March) en horas bajas, y lo que está en juego es la supervivencia de la República. Resentido por la firma de un tratado de desarme, el general maquina un golpe para hacerlo coincidir con un simulacro de movilización de tropas. Pero un coronel siempre vigilante (Kirk Douglas) descubre el plan y alerta al Despacho Oval. Quizás no quede tiempo para desbaratar el golpe; pero lo que sí es seguro es que la tensión que transmite la película funciona de modo tan preciso como el mecanismo de un reloj: el que desgrana cada segundo de estos siete días fatídicos.